Seleccionar página

Bendita Vitamina C

La vitamina C, o ácido ascórbico, es un nutriente que se encuentra en ciertos alimentos que ayuda al organismo en la absorción del hierro y el calcio, esta no sólo sirve para prevenirte o cuidarte de un refrío, resulta que es una esencia mágica que ayuda desde tu interior a el exterior.

 

Los beneficios del elixir

 

Una de las propiedades de la vitamina C es su poder antioxidante. Esta propiedad es muy importante también para la piel, y previene el envejecimiento de forma efectiva además de los efectos del estrés que se reflejan en tu rostro.

Esta vitamina actúa como agente regeneradora porque estimula la producción de colágeno consecuentemente mejora la elasticidad de la piel. Además, también ayuda a la hidratación estimulando la producción de colágeno y la firmeza del tejido cutáneo garantiza una mejor hidratación de las células. Otro de los beneficios que aporta es el de aclarar tu piel y ayuda a atenuar aquellas manchitas desagradables que salen algunas veces.

 

¿Qué alimentos son fuente de vitamina C?

 

El cuerpo no produce vitamina C por sí solo, ni tampoco la almacena. Por lo tanto, es importante incluir muchos alimentos que contengan esta vitamina en la dieta diaria. Para ingerir las cantidades recomendadas de vitamina C, hay que consumir alimentos variados como los cítricos (por ejemplo, naranjas y pomelos), pimientos rojos y verdes, kiwi, brócoli, fresas, melón y tomates. También puede ayudarse con suplementos vitamínicos, se ha indicado que la vitamina C es segura cuando es utilizada por debajo de dosis de 1000 miligramos diarios.