Seleccionar página

¡Sacia tu Sed!

Beber agua es fundamental para la salud, el bienestar y la belleza de tu piel, especialmente en esta época del año, cuando comienza a salir el sol, por más que usemos protector solar y cremas hidratantes, no son suficientes para contrarrestar los efectos negativos del sol, lamentablemente los efectos del astro rey se acumulan en nuestro organismo durante toda la vida. El agua ayuda a impedir que nuestra piel, pelo y organismo se reseque, somos como una plantita que debe ser regada.  Beber este líquido aporta el oxígeno necesario para estar sanos y hacer frente a las agresiones externas. Lo ideal es tomar entre seis y ocho vasos de agua para mantener la hidratación necesaria, el problema es sino te gusta o eres mañoso para tomar líquidos, por eso te damos unos tips.

 

Rodajas: Las frutas y verduras como el melón o el pepino tienen grandes cantidades de agua. Y otra opción, según los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC, en inglés) es agregar una rodaja de lima o limón para darle algo de sabor al agua.

 

Frutas y verduras: Para que puedas complementar tu requerimiento de agua al día, debes conocer la lista de la mejores frutas y verduras que te ayudarán a hidratarte. De acuerdo con la Academy of Nutrition and Dietetics la sandía es 90% agua, lo que la hace ideal para ser una fuente de hidratación, además contiene propiedades depurativas. El melón es agua en 85 a 90% por lo que te aportará una buena cantidad de líquido.

Agua de coco: Esta contiene electrolitos, por lo que ayuda a tu cuerpo a hidratarse incluso más rápido que el agua. Además, contiene pocas calorías. El agua de coco posee un alto contenido de sales minerales por lo que en algunos casos podría sustituir a las bebidas deportivas, según investigadores de la Universidad Southeast, en Nueva Albany. Posee cinco veces más potasio que el Gatorade o el Powerade, aseguró Chhandashri Bhattacharya, del estudio.

 

Té: Es una bebida que además de refrescante contiene gran cantidad de antioxidantes, por lo que es una buena alternativa para el agua. El té frío o té helado es una bebida preparada a partir de la infusión de té (Camellia sinensis), que se puede mezclar con otros componentes como limón, frambuesas, etc. para realzar su sabor. El té se debe preparar con agua caliente para que libere los minerales, taninos y la cafeína que contiene.