Seleccionar página

Cilantro, una planta con poderes inesperados

El cilantro se ha utilizado en nuestra cocina diariamente, pero muchos desconocíamos sus poderes medicinales. En muchas culturas, el cilantro fue utilizado históricamente para el tratamiento de trastornos gastrointestinales como dolor de estómago, indigestión y náuseas.

 

  • Es rico en vitaminas y minerales, pues contiene calcio, fósforo, hierro, vitaminas A y C; además, es rico en aceites esenciales.
  • Es antirreumática y antiartrítica, pues favorece la reducción de este tipo de inflamaciones.
  • Contiene propiedades diuréticas, lo que ayuda a mantener riñones más limpios y funcionales.
  • Ayuda a eliminar líquidos y toxinas, favorece la evacuación.
  • Libera a nuestro organismo de la presencia de metales pesados (Recomendamos integrarlo a los batidos que hacemos)
  • Funciona como un antibiótico natural que llega a combatir la bacteria de la salmonelosis o cualquier otra bacteria, ya que destruye su membrana celular e interrumpe sus procesos esenciales.
  • Ayuda al tratamiento de la diarrea causada por agentes fúngicos o microbianos.
  • Tomar una infusión de cilantro limpia el colesterol acumulado en las paredes internas de las arterias.
  • Ayuda a regula los niveles de glucosa, si se le consumo de forma regular — tanto semillas como hojas.
  • Utilizado como remedio ancestral para combatir la gripe y sus síntomas, cuando se consume en infusión.
  • Ayuda a eliminar el mal aliento, eliminando las toxinas que lo producen y promoviendo la buena digestión.
  • Sirve para tratar heridas y úlceras bucales, por sus propiedades antisépticas.
  • Alivia la conjuntivitis; al lavarse los ojos con una infusión reduce el enrojecimiento.
  • Sirve como remedio contra el acné, al mezclar su jugo con cúrcuma en polvo (aplicar directamente en el cutis.)
  • Reduce los problemas menstruales, regulando el ciclo y reduciendo los dolores durante el periodo.