Seleccionar página

El Mar y sus múltiples beneficios

Nuestro país tiene una extensa costa, que no aprovechamos, a muchos nos gusta ir a la playa no solo en verano, pero pocos conocen los beneficios del agua de mar.

 

Esta maravillosa agua nos ayuda con sólo entrar en ella, incluso, al beberla (filtrada eso sí), puede aliviar padecimientos como la psoriasis o la artitris (o artrosis). También es útil para tratar estados de ansiedad.

 

¿En qué nos puede ayudar un baño en el mar?

 

Dermatitis: El agua de mar, es una mezcla de sales que ayuda a nuestra piel, contiene zinc, yodo, potasio y otros minerales. Nos ayuda a mejorar enfermedades como dermatitis o psoriasis, pues ayuda en la cicatrización de heridas. De acuerdo al Departamento de Dermatología de la Facultad de Medicina de la Universidad de California en San Francisco de Estados Unidos, científicos comprobaron que una dermatitis provocada por un jabón, respondió mejor ante el agua de mar, comparada con agua destilada.

 

 

Tensión Muscular: El agua salada nos permite relajar los músculos, ¿alguna vez te puedes haber torcido el tobillo y lo metiste en agua tibia con sal? Pues es un efecto parecido, el agua de mar te ayudará a relajar cada uno de tus músculos.

 

Revitalizante: La combinación mar, sol y descanso, ayudarán a tu cuerpo a producir vitamina D, primordial para una lucir una piel hermosa.

 

Mejora la circulación: Al meternos al mar, el contraste en la piel entre agua fría de las olas y el sol, provoca una mejora en nuestra circulación.

 

Exfoliante: Podría usarse el agua de mar como exfoliante, para el cuidado de la piel, también el agua de mar es muy útil, ya que su función será como un exfoliante. El paseo por la orilla multiplica los efectos de una buena caminata y un baño ayuda de que el conjunto de agua, sal y arena sea un gran exfoliante natural.

 

Como has podido ver, las propiedades del agua de mar son extremadamente beneficiosas para nuestra salud. La mejor forma de beneficiarte de todas sus propiedades es comenzando a comer de nuestro mar y bañarnos continuamente en él.