Seleccionar página

El milagroso y mágico bicarbonato de sodio

Este mineral multifuncional tiene muchísimos usos tanto en la cocina, limpieza y belleza. En lo personal, es el elemento esencial de mi hogar, y cada día voy descubriendo nuevas propiedades de esta milagrosa sustancia.  Por ello creamos una lista de sólo algunos de sus beneficios, que te pueden servir para que sumes inmediatamente al bicarbonato a tu despensa.

 

  • Blanqueador dental. Mezclar el bicarbonato con agua y dejar una pasta espesa; por mi parte hago una mezcla de aceite de coco, bicarbonato y una pizca de jengibre en polvo, se debe usar una vez por semana como máximo, para no dañar el esmalte del diente. Créanme que es realmente efectivo.

 

  • Enjuague bucal. Las gárgaras con una cucharadita de bicarbonato y agua, eliminan el mal olor de la boca y ayudan a que el aliento permanezca fresco por más tiempo. Mezclaremos en un vaso agua, una cucharadita de bicarbonato y unas pizcas de sal.

 

  • Es muy importante aplicarse este tratamiento en horas de la noche, ya que si se expone al sol puede manchar la piel.

 

  • Exfoliante facial o corporal. Es una gran alternativa natural que remueve células muertas y deja la piel como nueva. Lo puedes mezclar con un poco de agua, lo suficiente para que quede como una pasta y aplicar con suaves masajes sobre la piel de cara y cuerpo, si eres de piel sensible realiza masajes suaves.

 

  • Antiácido. En un vaso mezclas agua con limón y bicarbonato. Esto no sólo calmará nuestro estómago, sino que además tiene efecto depurativo ya que tanto el bicarbonato como el limón ayuda a eliminar de manera más rápida los excesos y toxinas presentes en el hígado.

 

  • Limpiador de cañerías. Si tu lavaplatos o lavamanos se atascan, y no quieres usar productos tóxicos o peligrosos para poder destapar la tubería, viertes el polvo de una taza de bicarbonato y posteriormente una taza de vinagre de manzana y lo dejas reposar por algunas horas, si es mucho el atasco debes repetir este paso. Esta receta la usé la semana pasada, y me resultó.

 

  • Limpiar manchas de alfombras o textiles. Hay que mezclar este polvo con agua oxigenada para que quede una pasta, la aplicas sobre la mancha, la dejas reposar una hora o más, y luego lo limpias con agua. Realmente saca la mancha, lo probé en manteles, sábanas y alfombras y sacó cualquier mancha.

 

  • Malos olores del refrigerador y de embaces usados. En el caso de la nevera debes dejar un potecito abierto con bicarbonato dentro y lo vas cambiado cada 3 meses. En el caso de los envases, para así poder reciclarlos, déjalos con agua y un poco de bicarbonato y saca cualquier registro de aroma.

 

  • Alivia el cansancio de tus pies. Disuelve 3 cucharadas en un recipiente con agua tibia y sumerja los pies. Frota suavemente. Esperar hasta que el agua enfríe y enjuagar.

 

  • Anti caspa. Con el pelo mojado frotar un puñado de bicarbonato sobre el cuero cabelludo y lavar de forma normal. Repetir los siguientes 6 lavados. También se puede añadir a tu champú habitual.

 

Estos son sólo 10 formas de ocupar este milagroso ingrediente, pero hay una infinidad de usos para este mineral, pero aún no los probamos, estamos recomendando los consejos que nosotros mismos usamos en nuestra vida diaria. Pronto experimentaremos con otros usos y les contaremos como nos va.