Seleccionar página

El otoño y sus beneficiosos alimentos

Con el cambio de estación también cambian las cosechas de alimentos, por lo que es fácil encontrar estos ingredientes en nuestra visita a la feria. Descubre cuáles son las frutas y verduras, además de sus beneficios para la salud.

 

Pera: Destaca su aporte de azúcares, fibra, minerales como el potasio y taninos de acción astringente. Es muy adecuada en caso de estreñimiento, además contiene fibra que ayuda a controlar el colesterol.

 

Naranjas y mandarinas: son una de las principales fuentes de vitamina C, refuerzan nuestro organismo y son un potente antioxidante.

 

Kiwi: Tiene muchas propiedades (las analizaremos en otro artículo) pero en esta oportunidad nombraremos algunos, como son su gran aporte de vitamina C, por lo tanto, es antioxidante y ayuda a absorber el hierro, contiene mucha fibra, así que es laxante, y es bajísimo en calorías.

 

Palta: Tiene alta concentración en ácidos grasos monoinsaturados, fibra y antioxidantes, por ello puede ayudar a prevenir enfermedades cardiovasculares y a regular el colesterol.

 

Acelgas: son muy nutritivas y cuentan con múltiples vitaminas como son los folatos, que intervienen en la producción de glóbulos rojos y blancos y fortalecen las defensas. También contienen betacarotenos, necesarios prevenir enfermedades de la piel, el cabello, las mucosas o la vista.

 

Berenjena: es rica en fibra y depura el organismo, ayuda a eliminar toxinas y absorbe el colesterol malo. Su alta concentración en hierro y magnesio hace que la ingesta de una berenjena aporte el 15% de la cantidad diaria recomendada de los mismos.

 

Puerro: aporta una importante cantidad de fibra y por ello estimula el tránsito intestinal. Su aporte de minerales es significativo, sobre todo en lo referente al hierro y al calcio.

 

Zapallo: tiene un gran poder antioxidante y sus anti-radicales libres, presentes gracias a su aporte de vitamina A y carotenos antioxidantes, particularmente alfa y beta carotenos, que son una buena fuente de vitaminas C, K y E, y una gran cantidad de minerales, como el magnesio, el potasio y el hierro.

 

Incluyendo estos tesoros en tu alimentación podrás esperar el invierno saludable y fuerte, para no caer en molestos resfríos y gripes.