Seleccionar página

Formas naturales para combatir el hígado graso

El hígado graso es una enfermedad por la acumulación de la grasa que dificulta la función del órgano, lo que dificulta la eliminación de toxinas. Esta dolencia puede tener dos causas, puede ser generada por el alto consumo del alcohol o por mala alimentación, consecuencia del alto consumo de azúcares y grasas.

 

Para enfrentar esta enfermedad y los serios riesgos que conlleva, es necesario realizar algunos cambios en su vida. Sobre todo, en lo relacionado a su alimentación y a algunos hábitos (como ser beber alcohol en exceso), también ayuda la disminución el consumo de alimentos procesados y el contacto con productos químicos, como productos de limpieza o cosméticos; además, es muy bueno mantener una rutina diaria de ejercicios, ya que incide positivamente en el control del hígado graso.

 

Para apoyar a nuestro cuerpo a combatir este gran problema, también podemos incluir diferentes remedios naturales que nos ayudaran.

 

Alcachofas:  Puede preparar una infusión o comerlas, es bueno consumirla hasta tres veces por semanas. Para preparar un té debes tomar cuatro alcachofas lavarlas y posteriormente en una olla las cubres con agua y la hierves, hasta que el agua se reduzca hasta la mitad, y listo, ya tienes una maravillosa infusión para limpiar tu cuerpo y que la puedes tomar como mínimo una vez al día.

 

Diente de león: Es la flor más humilde y común del mundo, pero es un maravilloso aliado en combatir este mal. Para ello debes preparar una infusión. Toma una cucharadita de la raíz de esta planta, puedes sumar 8 hojas de boldo, y una taza grande de agua, hierves este té y dejas reposar unos 10 a 15 minutos.  Puedes tomarla en ayunas, y repetir 2 o 3 veces al día, por 2 semanas seguidas.

 

 

Té verde: contiene galato de epigalocatequina (EGCG), una sustancia con probadas facultades para disminuir la inflamación de los tejidos hepáticos. Si además se le añade el jugo de medio limón, se potencian sus propiedades.

 

Cúrcuma: Esta raíz milagrosa tiene muchas propiedades beneficiosas para nuestra salud, lo mejor es preparar una bebida a base de leche, pues la curcumina se disuelve mejor en la grasa que en el agua. Para ello debes mezclar media cucharadita de cúrcuma en polvo con una taza de leche, calienta y apágala antes de que rompa el hervor, luego agrega la cúrcuma, remueve y deja reposar unos minutos, puedo tomarla una vez al día.

 

Cardo mariano: esta hierba es portadora de una sustancia que disminuye la inflamación de las células hepáticas: la silimarina. Cuando se trituran sus hojas, se libera una savia lechosa, la cual da origen al otro nombre que la identifica: cardo lechoso. Para ello debes tener dos cucharadas de hojas de esta planta y una taza de agua. Para preparar esta pócima debe hervir el agua y luego agregar las hojas, tapas y apagas el fuego, luego dejas que se enfríe y bebes una taza diaria.

 

Junto con hacer algunos de estos remedios y siguiendo el tratamiento indicado por el médico, puedes mejorar y cuidar tu salud, recuperando ese pobre hígado, que por la buena vida y la poca vergüenza lo hemos estado descuidando.