Seleccionar página

Los Secretos Impensados del Ayuno

Dentro de mis investigaciones para poder saber más sobre la comida saludable, encontré varios artículos sobre el ayuno, en lo personal esto me sorprendió, ya que siempre me han advertido de lo contario, pero descubrí que, si lo haces intermitentemente, es equivalente a darle un descanso a tu cuerpo.

 

En 2007, Varady and Hellerstein repasaron los estudios de ayuno en días alternos en animales y llegaron a la conclusión de que este método de ayuno era tan eficaz como la simple restricción de calorías para disminuir la insulinemia y la glucemia en ayunas. Posteriormente varios estudios científicos en diferentes universidades probaron que el estar un tiempo limitado sin comer calorías, tiene múltiples beneficios para la salud.

 

Existen distintos tipos de ayuno intermitente, siendo los más conocidos el ayuno de 16/8, en esencia no tiene mayores reglas: simplemente se trata de limitar el consumo de alimentos a un marco temporal de 8 horas diarias, manteniendo un ayuno continuo durante las 16 horas restantes, idealmente coincidir el tiempo de abstinencia alimentaria con el momento del sueño. También está el ayuno 12/12 sería lo equivalente a realizar un desayuno y una cena, distanciados entre ellos 12 horas. Por ejemplo, desayunar a las 8:00 y cenar a las 20:00. Son distintas estrategias, todas ellas válidas. Por otra parte, también está el ayuno de 24 horas y el de 48 horas, es ideal hacer este tipo de procedimiento luego de haber pasado por la etapa anterior. Lo importante es mantenerte hidratado con bebidas no azucaradas.

 

Los beneficios del ayuno según los expertos son:

 

  • Normalización de la insulina y la sensibilidad a la leptina, que es la clave para una salud óptima
  • Mejora de los marcadores biológicos de la enfermedad
  • Normalización de los niveles de grelina, también conocida como “la hormona del hambre”
  • Reducción de la inflamación y disminución de los radicales libres
  • Reducción de los niveles de triglicéridos
  • Preservar funcionamiento y aprendizaje de la memoria.
  • Incluso ayudan a limitar el crecimiento de células cancerígenas.

 

Creo que está es una alternativa bastante razonable, si pienso que nuestro cuerpo trabaja sin descanso, este periodo puede funcionar como una especie de revisión técnica, de reposo merecido para nuestro organismo.