Seleccionar página

Soluciones naturales para las alergias primaverales

Llego la época en que vuelve el sol , nascen las flores y los árboles vuelven a estar vestido dos de hojas. Lamentablemente la belleza de este nuevo paisaje se puede transformar en un infierno para las personas con alergias primaverales. Por ello te recomendamos algunos consejos para poder capear las molestias que trae consigo el cambio de estación.

 

Infusión de ortiga: Sus hojas se utilizan para preparar té, o se consiguen concentrados en cápsulas que alivian las alergias, la razón es que estas hojas bloquearían el efecto de la histamina (un mediador fundamental de la respuesta alérgica), aliviando y controlando los síntomas de la congestión nasal. La infusión se puede preparar con hojas secas, se toma una cucharada sopera y se deja remojar en agua hervida, si las hojas son frescas, se ocupa más o menos un puñado de ellas.

 

Té de Salvia: Para aliviar el escurrimiento nasal, pon a calentar 2 tazas de agua en un recipiente. Apaga el fuego cuando hierva y entonces añade dos cucharaditas de hojas secas de salvia. Espera 10 minutos y puedes beberlo.

 

 

Manzanilla y Milenrama: Combina 1 parte de flores secas de manzanilla y 1 parte de flores y hojas de milenrama. Para una taza simplemente agrega 1 cucharilla de la mezcla seca al agua caliente, espera 15 o 20 minutos y bébelo. Puedes tomar 1 taza al día durante el tiempo que dura una reacción alérgica leve a moderada.

 

Infusión herbal: se necesitas un remedio para aliviar la picazón y dolor de nariz y garganta puedes preparar un té con flores de saúco negro, hojas de menta y hojas de milenrama, deben estar todas secas. Mézclalas en partes iguales y después arroja 1 cucharilla en 1 taza con agua caliente. Bebe a pequeños sorbos 3 tazas a lo largo del día.

 

Una recomendación es que endulces tus bebidas con miel, pero antes de ellos debes asegúrate de que no eres alérgico al polen de abejas antes de usar miel.

 

Otra alternativa es que, si están congestionada o con la nariz tapada, puedes hervir algunas hojas secas de eucalipto en un litro de agua. Retira del fuego cuando hierva y espera unos minutos para que el vapor no salga tan caliente. Luego pones tu cabeza a una altura considerable, de la olla y te cubres con una toalla, para retener bien el vapor. Realiza inhalaciones durante unos minutos.

 

Estas alternativas naturales, te pueden ayudar a superar las alergias de esta estación, y poder disfrutar en la naturaleza de forma más amigable con ella.